Objetivos del 2021

Este año seguirá marcado por el COVID-19. El horizonte aparece con muchas incertidumbres para el sector aéreo, cuya recuperación estará condicionada a la evolución de la pandemia. En lo que coinciden todas las previsiones es que la recuperación del tráfico aéreo a los niveles anteriores a la crisis sanitaria no se alcanzará antes de 2024. Desde ALA trabajaremos para facilitar esa recuperación.

Principales líneas de actuación para 2021.

Aliviar las finanzas de las compañías aéreas seguirá siendo una de nuestras prioridades este año. Desde ALA seguiremos defendiendo la necesidad de que el Gobierno establezca las medidas que favorezcan la reactivación del tráfico aéreo internacional y posterior recuperación. Nuestras prioridades irán enfocadas a:

  • Salir del modo supervivencia. Aunque la recuperación del sector aéreo no se atisba antes de 2023 o 2024, es necesario que se adopten medidas para animar la reactivación del tráfico aéreo. En este sentido, seguiremos insistiendo en la necesidad de que se bonifiquen las tarifas aeroportuarias con cargo a los fondos europeos para estimular la demanda de pasajeros. Los incentivos planteados por el gestor aeroportuaria en la tasa de aterrizaje son insuficientes y necesitamos un plan de reducciones de tarifas más ambicioso dado la actual situación de excepcionalidad y sin precedentes que vivimos actualmente.
  • Absorción de los gastos sanitarios por parte del Estado: seguiremos trabajando para que el Estado asuma los gastos en los incurra AENA por las medidas de seguridad sanitaria de prevención y control del COVDI-19 que se implementen en las instalaciones aeroportuarias. Sanidad Exterior es una competencia exclusiva del Estado y por tanto debe ser éste el que asuma, en su totalidad, los gastos derivados de estas prestaciones.
  • Prórroga de los ERTES. Otra de nuestras líneas de acción irá encaminada a mantener los ERTES de fuerza mayor mientras continúen los efectos del COVID-19. La recuperación del tráfico aéreo, y aún más de la demanda, será lenta y se necesitan la prórroga de estos procedimientos hasta que recuperemos fuelle.
  • La sostenibilidad sigue siendo uno de nuestros principales retos y ganará protagonismo a medida que vayamos dejando atrás esta crisis del COVID-19. Acercar a la sociedad el compromiso del sector en avanzar en la sostenibilidad dando a conocer el esfuerzo y la apuesta por la innovación y tecnología en este sentido.

Recuperar la confianza del pasajero y la conectividad aérea. Para ello defendemos:

  • Acelerar el proceso de vacunación con el objetivo de que el 70% de la población esté vacunada en verano. Mientras tanto admitir el uso de test rápidos y asequibles a la ida y a la vuelta para reforzar la seguridad y favorecer la movilidad.
  • Implantar el uso de un certificado sanitario digital interoperable entre Estados para verificar el certificado de vacunación, el resultado de test o si el pasajero tiene anticuerpos, puntualizando que la vacuna no será en cualquier caso un requisito para viajar y sería sustito de otras medidas como realización de un test.

En 2021 seguiremos insistiendo en la mejora de la gestión del tráfico aéreo para ganar en eficiencia:

  • Seguiremos presionando al Gobierno para que promueva en el seno de la UE la implementación del Cielo Único.
  • Además, trabajaremos por avanzar en la liberalización de las torres y centros de control de navegación aérea para ganar en eficiencia.

 

 

 

Deja un comentario