ALA pide al Gobierno que admita cuanto antes el uso de test rápidos y asequibles para dinamizar el tráfico aéreo en España

 

 

  • La asociación se suma a otras voces del sector turístico que abogan por el reconocimiento de test más accesibles como el de antígenos a las puertas de una temporada de invierno complicada

 

  • ALA considera que el esfuerzo que requieren las pruebas PCR, una exigencia a partir de hoy para todos los pasajeros provenientes de países de riesgo sin distinción de edad, no es proporcional con relación a los casos de Covid-19 importados

 

Madrid, 23 de noviembre de 2020. La Asociación de Líneas Aéreas (ALA), la organización líder del sector en España con el 85% del tráfico aéreo en nuestro país, reclama al Gobierno que revise la obligatoriedad de disponer de una prueba PCR negativa a la llegada a los aeropuertos españoles, una exigencia que hoy ha entrado en vigor para los pasajeros procedentes de países de riesgo, y solicita que se incluyan los test de antígenos como prueba válida.

ALA considera que con la obligación de presentar el resultado de una prueba PCR negativa a partir de hoy se pierde una oportunidad para favorecer la conectividad aérea que podría recuperarse con los test de antígenos debido a su rapidez y facilidad, y que permitirían además el levantamiento de restricciones que hoy en día siguen en vigor, así como de cuarentenas en otros países. “A las puertas de la Navidad, una época de reuniones familiares y de escapadas por Europa para celebrarla de forma especial, necesitamos soluciones que permitan a la gente seguir viajando de forma segura y fluida. Si el objetivo de las pruebas es animar la demanda de viajes, necesitamos que las pruebas sean tanto seguras como viables ya que ahora mismo se está consiguiendo más un efecto disuasorio que el de fomentar demanda”, destaca el presidente de ALA.

Además del coste económico de la opción PCR, otro de los puntos que a juicio de ALA supondrían una barrera para los turistas es que, según la resolución del 11 de noviembre de la Dirección General de Salud Pública, se exige la prueba a todos los viajeros procedentes de países de riesgo sin distinción de edad. Esto significa que los menores de 6 años que en países como España están exentos de llevar mascarilla en su día a día, sí estarían obligados a someterse a una prueba PCR para entrar al país, lo que podría suponer un obstáculo para las familias.

Por ello, ALA se suma a las colectivos que representan la industria turística española que ya han reclamado los test de antígenos, una opción rápida y asequible, como prueba diagnóstica válida para dinamizar la movilidad entre fronteras y reactivar el turismo, un sector estratégico para la economía española. En esta misma línea se ha pronunciado la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), así como el Gobierno de Canarias, que permite presentar tanto una prueba PCR como un test de antígenos para acceder a un establecimiento turístico.

El mismo Fernando Simón, director del CCAES, reconoció en una comparecencia el pasado jueves, 12 de noviembre, que el número de casos importados es «muy bajo» y manifestó que el esfuerzo que requieren las pruebas PCR “no compensa”.

Según la última actualización del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias con respecto a la situación del Covid-19 en España, desde el 11 de mayo se han importado cerca de un 0,3% de los casos de Covid-19 diagnosticados[1]. “Estos datos, que recogen los casos importados a través de diferentes medios de transporte, no solo el avión, muestran que el número de casos importados es mínimo y contrastan con el esfuerzo que requieren las pruebas PCR, cuyo coste económico puede desalentar a potenciales viajeros”, apunta Javier Gándara, presidente de ALA.

Esta normativa del Ministerio de Sanidad llega en un momento crítico para la industria aérea, una de las más perjudicadas por el Covid-19 que esta temporada de invierno podría ver un desplome de entre el 70% y el 80% de pasajeros (en comparación con el mismo período de 2019). “Si hay alguna posibilidad de salvar la temporada de invierno con una opción segura, que cuenta con el respaldo de la Comisión Europea, y contribuye a recuperar la confianza del consumidor para volar, no podemos dejar de valorarla”, recalca Gándara.

[1] Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Actualización nº 253. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 18.11.2020. https://bit.ly/35Mi5Lg

Deja un comentario